Bahá'ís de Puerto Rico

"La palabra de Dios es la llave maestra del mundo entero, pues mediante su fuerza las puertas de los corazones de los hombres, que en realidad son las puertas del cielo, quedan abiertas".

Bahá'u'lláh

Los Escritos Sagrados

El método de Revelación

Uno de los rasgos característicos de la Revelación de Bahá'u'lláh radica en la autenticidad de la palabra revelada. Así por ejemplo, a diferencia de las enseñanzas de Cristo, de las que nos queda el testimonio registrado décadas después de Su muerte, las palabras de Bahá'u'lláh constan en su forma autenticada, tal y como fueron reveladas.

El proceso de "revelación"--palabra ésta con la que los Bahá'ís designan la trasmisión de la Palabra de Dios--ha sido descrito en varios documentos históricos. Uno de ellos lo describe así:

"Mirzá Aqá Ján (el secretario personal de Bahá'u'lláh) poseía un tintero del tamaño de una pequeña taza. Tenía listos para ser usados doce cálamos y unos bloques de hojas de papel de gran tamaño. En aquellos días, las cartas dirigidas a Bahá'u'lláh debían pasar por las manos de Mirzá Aqá Ján, quien las llevaba a la presencia de Bahá'u'lláh para leerlas, con Su consentimiento, en voz alta. Acto seguido [Bahá'u'lláh] le indicaba que tomase el cálamo y se aprestase a registrar lo que fuese revelado en respuesta...

Tal era la velocidad con que solía transcribir la Palabra revelada que al término de la página todavía estaba fresca la tinta de la primera palabra. Parecía como si alguien hubiera desparramado trazos sobre el papel con un bucle de cabello empapado de tinta. Después de cada período de revelación, el manuscrito original se sometía a una revisión, bajo la supervisión del propio Bahá'u'lláh, hasta que la versión definitiva recibía Su sanción".

Un ejemplo de la "Escritura de Revelación", transcrita por Mirzá Aqá Ján, uno de los secretarios de Bahá'u'lláh.

 

Además de varias obras de cierto volumen, Bahá'u'lláh escribió un gran número de documentos conocidos como "Tablas", la mayoría de ellas dirigidas a Sus seguidores. Él mismo ha estimado que, de ser recopiladas todas Sus tablas, éstas totalizarían el equivalente de cien volúmenes. Sus escritos reflejan una gran variedad de estilos en los que, por añadidura, se alternan indistintamente el persa y el árabe, idiomas en los que Bahá'u'lláh se movía con una elocuencia soberana.

La médula de las enseñanzas éticas de Bahá'u'lláh se encuentra contenida en un librito titulado "Las palabras ocultas", un compendio aforístico escrito en la primera época de Su misión. La obra puede ser descrita como el poso espiritual destilado por las sucesivas revelaciones de Dios.

La exposición doctrinal más destacada de Bahá'u'iláh se encuentra en el "Kitáb-i-lqán" (El Libro de la Certeza). Al describir el vasto horizonte de la Voluntad divina, el "Iqán" aborda algunas de las cuestiones capitales de la religión: Dios, la naturaleza del ser humano, el sentido de la vida y el cometido de la Revelación.

Entre los escritos místicos más conocidos de Bahá'u'lláh se encuentra uno pequeño titulado "Los Siete Valles". En lenguaje poético, éste traza las etapas del viaje del alma hacia la unión con Su Creador.

Pero el lugar más destacado corresponde al "Kitáb-i-Aqdas" (El Libro Más Sagrado). Revelado durante los días más aciagos de Su destierro en Acre, el "Aqdas", el "Libro Matriz" de la dispensación Bahá'í, constituye el depósito principal de leyes e instituciones que Bahá'u'lláh concibió para el Nuevo Orden Mundial.

Un ejemplo de la propia escritura de Bahá'u'lláh.

La traducción de las escrituras sagradas a otros idiomas continúa a buen ritmo. La pauta de traducción al inglés quedó marcada por Shoghi Effendi, quien fue cabeza de la Fe Bahá'í desde 1921 hasta 1957. Educado en Oxford, Shoghi Effendi proporcionó traducciones que no sólo son un testimonio de su brillante dominio del inglés, sino que además reflejan una exposición autorizada del significado de los Textos.

En su búsqueda de un estilo inglés que hiciera cierta justicia al carácter exaltado y emotivo del árabe y persa empleados por Bahá'u'lláh, Shoghi Effendi escogió un inglés ligeramente arcaizante que recuerda al de la versión King James de la Biblia. En consonancia con dicho estilo, escogió el uso del pronombre masculino en referencia a Dios, si bien las enseñanzas de Bahá'u'lláh hacen ver claramente que el Creador no conoce diferencias de género. Asimismo Shoghi Effendi hizo uso de los puntos diacríticos en la transcripción de los nombres árabes y persas, práctica ésta seguida universalmente en la Comunidad Bahá'í.

El conjunto resultante es un estilo que actúa a modo de puente entre el inglés moderno y el árabe y persa de Bahá'u'lláh. De ahí que en las traducciones a otros idiomas se recurra a las versiones de Shoghi Effendi, y no a los originales árabes o persas.

Existen traducciones de pasajes selectos de los escritos de Bahá'uIláh en más de 800 idiomas.

"La palabra de Dios es la llave maestra del mundo entero, pues mediante su fuerza las puertas de los corazones de los hombres, que en realidad son las puertas del cielo, quedan abiertas".

Bahá'u'lláh


Texto tomado de Los Bahá'ís, publicación de la Comunidad Internacional Bahá'í.